Mitos de las rupturas

By B. M. - agosto 12, 2018

Ufff, había dado vueltas acerca de qué hablar en la siguiente entrada, muchos temas para hablar, los empezaba a escribir pero ninguno pude terminarlo. Por alguna razón, la inspiración cortaba. Y véanme aquí, con algo para ustedes. Disfruté escribir esta entrada, enserio que me puso de buen humor, no sabría explicarles porqué, tal vez porque escribirlo me obligó a recordar viejos tiempos haha …

 MITOS DE LAS RUPTURAS

Ilustración usada por Cultura Colectiva-Fuente: http://xurl.es/d38fc


Parece un chiste para mí hablar de esto, hace un año hubiese podido hablarlo, pero es un tema muy extenso y bueno, sería una locura hablar de todo en una sola entrada, lo que me motivó fue que, es algo que en algún momento todos tenemos en común y probablemente alguien esté en esta crisis. Así que decidí hablar sobre puntos interesantes en esta faceta de crisis emocional...

Aclararé algo antes de continuar, voy a dedicarme a hablar sobre aquellas personas que quieren de manera entera y en el intento fracasaron en la relación, quiero decir, los que se arriesgan y apuestan todo y como muchos, pierden una parte de sí mismos en el final de todo. Y no es una entrada más emocional que racional, es muy franco lo que diré, trata de no salir herido de la verdad. 

Los finales felices no existen. 

Fotografía de Mashashi Wakui



Por supuesto, que ahora en mi posición, no creo en los finales felices, ¿Una feliz ruptura? ¿Tratas de burlarte de mí? a menos que hayas sido un santo y jamás hayas hecho nada malo más que salvarte del diablo mismo, ven y hablamos. En cualquier caso además de ese, no fue amor y fue reciproco. Vete feliz de haber roto con alguien que a tiempo te diste cuenta que no iba ser jamás, queramos o no, le haces un favor. El amor es para aquellos que poseen el miedo de perder. 

Aún recuerdo todos los comentarios intrépidos de mis amigos, estaban sorprendidos de mi racha de rupturas desastrosas. Me hacían sentir el ser menos maduro del universo, acabar de manera menos ideal. Las rupturas siempre son cuando no hay reciprocidad, y esto es normal, no digo que esté mal, lo más que uno puede hacer, es fingir una sonrisa bajo los ojos cristalizados. Pero yo básicamente me obligué a mirarles la cara, a cada una de esas personas que me echaban de su vida con todo y maletas sin haberme avisado. Un día cualquiera, un día común, cuando creía que las cosas iban mejorando, allí me tenían frente a la puerta abierta, sin dejarme procesar el asunto y lo peor de todo, sin una razón. Porque así son los finales de una fase romántica, inesperados, o puedes olerlos y tratas en vano arreglar algo tu solo.

Derrotada, moribunda y sin esperanzas, en el mejor de los casos, sólo lloré todas las noches de un mes. No soy la única, y conozco un puñado de personas en mis zapatos. Porque lo más común es eso. 

La importancia de estar cerca de personas y amistades que realmente te nutran de vitalidad. 

Ilustración por Snatti89 Fuente: http://xurl.es/qweqo


Una etapa, en la que no hay nadie que te comprenda más que tu mismo, parece una grabadora que se repite en todos lados, nadie va comprender tu insistencia por hablar el tema una y otra vez, y es que quienes no han vivido una ruptura real, no comprenden, el análisis del fin de tu etapa. El montón de pensamientos revueltos que hay en tu cabeza y que dejaron en el corazón, nos mantienen ocupados la mayor parte del tiempo, crean o no, es un trabajo físico y mental, que uno tiene que trabajar para liberarse pronto, porque erróneamente, evadir el tema no es la mejor idea que te pueden dar.

"Deja de pensar en ello" 
"Ya deja de hablar de eso, por eso no superas" 

No le hagas caso a la próxima persona que te lo diga, mejor busca a alguien que pueda escucharte hasta desahogar todo y sentirte mejor. Nadie tiene derecho a aconsejarte de manera asertiva, uno lo hace poco a poco con ayuda de la paciencia y tolerancia de nuestras amistades comprensivas. Todos merecemos hacernos añicos hasta cansarnos, de llorar por las tardes o cada que pases por el restaurante a dónde iban juntos. Porque el deshago lo mereces y es necesario.

Pero si es importante saber y lo comprendes con el tiempo, que la gente no va ayudarnos mucho, y nosotros debemos ser nuestro principal soporte.  No olvidar rodearnos de solo personas que ayuden a fluir emociones positivas y no hacernos sentir como imbecilos y la cosa más torpe del mundo. Yo los tuve y recuerdo que la primera vez que estuve en mi crisis emocional los toleré, en la segunda, los eché a patadas. 

Lo que una vez fue, no será de nuevo. 

Ilustración de Pascal Campion-Fuente: http://xurl.es/weiy8


Una de las cosas más difíciles de una ruptura es aceptar que no será otra vez. Les voy a ser muy sincera y directa, cosa que he pensado montón de veces pero nunca pasa, una vez fracasa una relación, es muy poco probable que pueda volver a funcionar, sobre todo porque tienes que pensarte un montón de cosas, como, la razón de su fracaso, muchas veces aunque no nos guste verlo de esa manera, todo se resume a la falta de interés de la persona por resolver el problema. En la crisis emocional de la ruptura no estamos consientes que volver significa, querer a la persona en su plenitud otra vez, y no esperar a que esa persona cambie. Por lo regular, regresar, lo que realmente significa para muchos es, nuevas reglas, cambios, condiciones para decirse, y esto, ya no es amor. Es solamente una costumbre que les cuesta dejar atrás y que estarían dispuestos a ser infelices por no romper.

"Merecemos algo mejor que seguir juntos, porque tememos la destrucción si no."
Eat, Pray, Love, Elizabeth Gilbert.

No se necesita tiempo y espacio para hacerse desear. 

Fuente de ilustración: http://xurl.es/a71z8


"Necesitamos tiempo para darnos cuenta que nos necesitamos el uno al otro" Un pensamiento común. No es real. Te diré como funciona esto, primero date ese tiempo para pensar sobre la relación, tiempo para recuperar vitalidad y seguridad, trata de superar el dolor y dejar los rencores atrás y cuando estés completo/a, con las cicatrices uniformes, si decides volver y aceptar de nuevo los términos y condiciones, dale. Pero lo que ocurre es que conforme pasa el tiempo, te das cuenta de la facilidad que éste puede desmantelar todo el amor que sentías por esa persona, y sucede lo que menos imaginas después de un dolorosa ruptura, te enamoras de alguien más(O encuentras la paz interior como yo y vivimos solteros y felices haha). Nada es para siempre, corazón, incluso sientas que le amas a morir, cuando no es para ti es fácil dejarlo ir con el tiempo. El miedo de cada uno(y reconozco que también fue el mío) es, que suceda.

Los recuerdos olvidados



Observas a aquella persona y recuerdas su impuntualidad, sus formas de opinar, su descarada forma de hablar mal de una tienda frente a los empleados, el estrés constante de cada semana para elegir a dónde ir, la falta de seriedad y su gran intención de hacerte la vida un infierno pero jamás lo reconoció, no le importaba la incomodidad que sentías al estar con sus amistades. Esa persona que en un principio te cegabas de sus defectos pasará a ser ese ¿En verdad estuve con alguien como él/ella?

Culpándome por meses de una relación pasada, un día cualquiera recordé algo que había olvidado por alguna torpe razón, y muchas memorias similares más. Y era algo así: Un día que estaba muy molesta con mi entonces novio, me casi obligó a ir a una reunión con sus amigos, no pude disfrazar la molestia, pero tampoco discutí en el lugar, no comí, no hablé con él pero asentía a las preguntas o las respondía, no le hice un escenario, le hice saber que fue un error llevarme a la fuerza. Se enojó tanto con mi actitud, que terminó conmigo por ello. Ahí me ven a rogarle volver y que fue una estupidez lo que pasó, y si lo fue, fue una estupidez, me pidió disculparme con sus amigos, y denme una cachetada bien dada en la cara, porque acepté. Estoy segura que a sus amigos no les importó en absoluto, pero mi novio entonces era un imbécilo que gustaba de hacerme sentir culpable de todo, era el rey del drama. ¿Qué fue lo peor del asunto? Que yo estaba enojada en un principio por algo me había hecho. ¿En que momento olvidé aquello que no merecería perdón? 

Un puñado de recuerdos que olvidan los que son olvidados, y en vez de recordarlos, se hunden en la culpa innecesaria,  la parte importante, que te hizo un favor al irse y uno muy grande, solo necesitas no martirizarte más. 

Lo que se quedó, se quedó. Olvídalo, sigue adelante. 


Ilustración de ELENTORI-Fuente: http://xurl.es/faf8d


Me carcajeo de risa sobre los objetos que no son nuestras pero terminamos olvidando regresarlas, me acordé del mismo novio, me habló en navidad(del mismo año en que terminamos, como unos 6 meses después) para pedirme sus cosas, a pesar de que antes de terminar todo se las llevé para no quedármelas y no las aceptó(Está claro que no es cuando quiera, una vez todo se terminó). Piensen lo que quieran, que intentó verme con esa excusa, que realmente las quería devuelta, pero ni ebria lo volvería a ver más que de pura casualidad. Me dijo "Un libro es de mi hermano" con la intención de hacerme regresarle sus cosas, y su hermano por el otro chat "Te lo doy, no hay problema". 

Yo no sé quien te manda a prestarle tu laptop, o ropa, o tu iPod. Olvídalo, una vez termina todo, es mejor que te hagas la idea de que aquello se ha perdido. Yo me quedé con unos mangas y su paraguas, uy, válgame el tesoro que me dejó, merezco lo peor por aprovecharme de sus cosas. No amigos, tengan decencia. A menos que le hayas regalado una reliquia familiar, allí se comprende, pero no esperes nada, no está en tus manos esa decisión ahora, lamentablemente.

El final más feliz es el del fin del final. 
(Se muerde la lengua al tratar de decirlo)

Y un día, despertarás iluminada/o por el sol, y como si la vida hablara en silencio y un bostezo largo de mañana, sabrás que habrá valido total pena aquel golpe. Llegará, no sé cuando, pero llegará. Porque ese final, no es sólo el final, es el inicio de otra etapa maravillosa. 





























  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios